CURSO DE FORMACIÓN SOBRE LOMBRICULTURA

CURSO PRESENCIAL DE INICIACIÓN A LA LOMBRICULTURA

Hemos preparado un curso para dar conocer todos los aspectos básicos de la Lombricultura, tanto a nivel doméstico como industrial, desde la lombriz hasta el humus como producto comercial, pasando por su cría, diseño de granjas, coste, aspecto legales, etc...

Este curso está dirigido tanto a emprendedores deseosos de iniciarse en la Lombricultura como a productores domésticos de su propio humus de lombriz.

  • El curso se impartirá en Villanueva de la Vera (Cáceres).
  • Sábado 4 de Julio de 2015.

Consulta aqui el PROGRAMA

La matrícula está abierta, así que si estás interesado, contáctanos por MAIL o por teléfono en el 91 112 48 00.

 

LOMBRICULTURA

En la naturaleza todo se recicla: lo que sale de la tierra torna como excremento, hojas, cadáveres, etc. Un sinfín de descomponedores, desde el buitre, pasando por las lombrices, hasta millones de microorganismos, cierran el ciclo manteniendo la fertilidad del suelo. Así son posibles prodigios de fertilidad como las selvas tropicales, situadas sobre tierras sumamente frágiles.

La mal llamada revolución verde de los años 50-60 y la teoría de Liebig de la nutrición mineral, media verdad que reducía la alimentación de las plantas a Nitrógeno, Fósforo y Potasio ignorando la importancia de los oligoelementos y microorganismos, dio pie al desaforado desarrollo de la industria de los fertilizantes químicos y al abandono progresivo de los abonos orgánicos.

Esto ha generado un empobrecimiento gradual del suelo, intensificándose la tendencia desértica de los mismos, promoviendo la aparición de plagas, no ya porque estas sean nuevas o más potentes, sino por la propia debilidad de la planta, el uso cada vez mayor de plaguicidas y en definitiva, una disminución en la calidad nutritiva de los alimentos y un aumento de los costes de producción y mantenimiento.

Debido a esta situación aparece una corriente contraria al uso de este tipo de fertilizantes sintéticos y plaguicidas, es la agricultura ecológica u orgánica. Esta se engloba dentro de la agricultura sostenible, siendo una de sus distinciones, la existencia de reglamentación y programas de certificación donde esta prohibido la utilización de los productos anteriores.

Aparece la Lombricultura como la solución probada a esta situación. Esta biotecnología, prácticamente desconocida entre nosotros hasta hace poco tiempo, se inició en EEUU y se extendió a Europa y posteriormente al resto del mundo. Aplica normas y técnicas de producción utilizando las lombrices rojas o lombrices de California (Esenia fetida) para reciclar residuos orgánicos biodegradables y, como fruto de su ingestión, los anélidos efectúan deyecciones convertidas en el fertilizante orgánico más importante hoy disponible. EL HUMUS DE LOMBRIZ

LA LOMBRIZ: EISENIA FETIDA

Conocida vulgarmente como Lombriz Roja de California, esto no implica que sea de origen norte americano, su origen es europeo, pero los primeros trabajos con ella se realizaron en California en 1974, por el primo del presidente americano, J. Carter.

Ya en la época de los egipcios, las lombrices fueron consideradas como animal sagrado por la reina Cleopatra, ya que se les atribuía la fertilidad del valle del rio Nilo. Aristóteles ya sintió admiración por ellas y Charles Darwin estudio tanto su biología y hábitat como las propiedades que aporta al suelo.

Reino: Animalia
Filo: Annelida
Clase: Clitellata
Subclase: Oligochaeta
Orden: Haplotaxida
Familia: Lumbricidae
Género: Eisenia
Especie: E. fetida

La lombriz Eisenia Fetida es una especie obtenida del cruce de diferentes especies y variedades para la obtención de una lombriz que se ajuste a las necesidades de la lombricultura: Metabolismo elevado, alta capacidad reproductora y rústica (adaptación a los factores del entorno).

Cuerpo alargado y segmentado, de un tamaño de 3 a 7 cm en individuos adultos, color rojo intenso. Presencia del clitelo (solo en adultos).

Se mueven gracias al saco músculo – cutáneo formado por la capa muscular lisa circular y la longitudinal.

Carecen de ojos, pero poseen células fotosensibles distribuidas por todo su cuerpo, también poseen células glandulares para mantener la humedad de su piel.

  • Sistema digestivo: Succionan los alimentos a través de la boca (no tienen dientes), procesan el alimento a través del esófago y del intestino. Lo excretan por el ano.
  • Sistema circulatorio: 5 pares de psudocorazones, con dos vasos (dorsal y ventral) que son los que abastecen a todo el cuerpo de la lombriz.
  • Sistema respiratorio: Respiran a través de la piel, mediante difusión desde el exterior (entorno) hacia la sangre.
  • Sistema reproductor: Son hermafroditas incompletas, es decir necesitan de dos individuos para que exista fecundación. Poseen tanto ovarios (1 par) como testículos (1-4 pares). Se produce el acoplamiento entre los dos individuos y se produce una fecundación cruzada, ambos individuos quedan gestantes.

EXPLOTACIÓN Y MANEJO DE LAS LOMBRICES EN LOMBRIVERA

Las lombrices se alimentan, crecen y se reproducen en los lechos generados por LombriVera con estiércol de caballo, mensualmente se alimentan con una mezcla de estiércol de cabra y vaca en semi extensivo.

El control de los factores limitantes es crucial para conseguir unas condiciones óptimas tanto para acelerar el metabolismo de las lombrices para acelerar su ciclo reproductivo. En LombriVera controlamos minuciosamente los siguientes factores:

  • Humedad: La humedad es un factor clave para conseguir el máximo bienestar de las lombrices y por lo tanto optimizar la producción tanto de humus como reproductivo. Se mantiene mediante riego por microaspersión una humedad de 85-95%. En LombriVera, tenemos programado el riego para regar muchas veces al día muy poca cantidad y así reducir considerablemente la pérdida de agua por escorrentía.
  • Temperatura: Toleran una temperatura de 0º a 40ºC, siendo el rango óptimo de 15-25ºC. En verano, evitamos altas temperaturas mediante los riesgos continuos a lo largo de todo el año y en invierno, utilizamos estiércol de cabra con mucha cantidad de paja y así reducir el frío en los caballones.
  • pH: Se controla el pH del alimento empleado realizando un precompostado previo para neutralizar el pH. Una vez que pasa a través de las lombrices, el pH final del humus LombriVera es muy cercano a 7.
  • Aireación: No se utiliza ningún tipo de material sintético para cubrir los caballones para facilitar la aireación de los mismos.

El precompostado de los residuos orgánicos (estiércol y restos vegetales), que se va a utilizar como alimento de las lombrices de LombriVera, recibe un minucioso cuidado por parte del equipo de LombriVera, ya que así conseguiremos una excelente calidad de producto final, Humus de Lombriz LombriVera.

Control de la aireación, humedad y temperatura de los montones es suficiente para conseguir la calidad deseada en la alimentación de las lombrices.

Sola y exclusivamente se utilizan estiércoles de cabra, vaca y caballo de la zona colaborando de una forma efectiva con los ganaderos para reutilizar esos desechos medioambientalmente correcta.

Gracias a la utilización de esos tipos de estiércoles se consigue una calidad de humus de lombriz excelente aportando a las plantas un balance óptimo de nutrientes, micronutrientes y oligoelementos, y con unas condiciones físicas (humedad, pH, conductividad, etc) del producto a comercializar.

Alimentamos una vez al mes, dependiendo de la época del año se alimenta una cantidad u otra. Una vez que ha transcurrido un año aproximadamente se procede a retirar las lombrices del caballón de una forma natural y no agresiva para no poder dañar a ningún individuo y conseguir el menor porcentaje posible de lombrices en el caballón que se va a recoger.

Una vez que ya no hay lombrices se recoge y se extiende en una explanada para secarlo al sol hasta alcanzar una humedad entre el 30 – 40%, a continuación se procede a cribarlo con un tamiz de 8 mm y ensacarlo controlando cada muestra y cada lote que se va a comercializar.