¿QUÉ ES EL HUMUS DE LOMBRIZ?

CONCEPTO

EN QUÉ CONSISTE

El humus de lombriz LombriVera, es un fertilizante orgánico, 100 % natural y puro, que se obtiene de la biotransformación de residuos orgánicos de origen animal a través de la Lombriz Roja de California.

En LombriVera solo utilizamos estiércol precompostado de cabra, caballo y vaca para eliminar semillas de malas hierbas y microorganismos patógenos para el suelo y para las plantas.

En la naturaleza, toda la materia orgánica con el paso del tiempo se transforma en humus, las lombrices aceleran exageradamente este proceso gracias a la digestión enzimática de la materia orgánica provocada por su alto contenido en bacterias y enzimas, aportando al humus de lombriz LombriVera una alta concentración de microbiología benéfica tanto para el suelo como para las plantas y flores de nuestros jardines y cultivos.

El humus de lombriz es un producto natural, utilizado como enmienda orgánica para todo tipo de cultivos, tanto en intensivo como extensivo, se utiliza como sustrato y fertilizante en jardines y huertos urbanos y también es muy efectivo para el mantenimiento y siembra de los campos deportivos y campos de golf. El uso del humus de lombriz LombriVera es aceptado por la Comunidad Europea para agricultura ecológica, según el Reglamento Comunitario (CEE) Nº 2092/91, sobre producción agrícola ecológica.

Es un producto de color oscuro, húmedo (30-40 %), textura parecida a la de borra de café, cribado minuciosamente con una malla de 8 mm, sin olor y no atrae a insectos como puede suceder con el estiércol. En el caso de una aplicación en exceso no es perjudicial para las plantas, aunque en todos los casos los clientes serán asesorados por nuestro equipo técnico.

CUALIDADES

POR QUÉ ES BENEFICIOSO

Es una enmienda orgánica ecológica ideal, ya que aporta de una forma equilibrada todos los nutrientes y micro nutrientes que las plantas necesitan, además de aportar un alto contenido en materia orgánica. Su riqueza en flora microbiana hace que se mejoren las condiciones físicas, químicas y biológicas del suelo que afectan positivamente en el crecimiento y desarrollo de las plantas de nuestros jardines, huertos y de los cultivos.

El conjunto de todas las propiedades del humus de lombriz LombriVera, hacen que con su aplicación mejore la estructura y equilibrio del suelo, aumente su capacidad de producción vegetal y se reduzcan costes de producción.

FÍSICAS

El humus de lombriz posee propiedades coloidales aumentando significativamente el grado de porosidad y aireación del suelo, favoreciendo el desarrollo radicular de las plantas e incrementando la capacidad de retención de agua.

Mejora la estructura y la constitución de agregados estables en los que el humus interviene como cementante, evitando la dispersión del coloide arcilloso y así reduciendo considerablemente la erosión del suelo.

Ayuda a la reestructuración de suelos degradados.

Al conferir un color oscuro al suelo, favorece la retención de calor, aumentando la temperatura del mismo y así evitar problemas de “shock” térmico en inviernos de bajas temperaturas.

Estimula y acelera el proceso de humuficación de la materia orgánica presente en el suelo gracia a la abundante flora microbiana existente en el humus de lombriz.

QUÍMICAS

Aumenta la capacidad de intercambio catiónico del suelo.

Favorece la asimilación del Nitrógeno, Potásio y la solubilidad del Fósforo, además de los micronutrientes (calcio, magnesio, manganeso, hierro, sodio) necesarios para el óptimo desarrollo de las plantas.

Se optimiza la fertilización, sobre todo la del nitrógeno, ya que regula el incremento y la actividad de los microorganismos nitrificadores. o Estabiliza el pH del suelo, ya que tiene cierto poder tampón.

BIOLÓGICAS

Contribuye al mantenimiento y desarrollo de la microflora natural del suelo.

Neutraliza las eventuales presencias de contaminantes químicos, como restos de herbicidas, insecticidas, etc.

Estimula la bioactividad entre la interacción suelo-planta gracias a la gran cantidad de enzimas y bacterias presente en el humus de lombriz.

Gracias a tener pH neutro, hace imposible el desarrollo de hongos y bacterias patógenos.